Follow the white rabbit… (Primer conejo)

Alekz Nova

Que tal, chicos y chicas de hoy. En esta ocasión voy a tratar de desentrañar un filme que me marcó desde la infancia. Una producción de Warner que, al principio, me gustó por los efectos visuales y los balazos; después, por su temática computacional y por último -cronológicamente hablando-, por su sentido filosófico. ¿Que no lo tiene? ya veremos.

A continuación me dispongo a retratar un poco de las comparaciones y similitudes que he encontrado.

Como argumento principal, este guión nos muestra una problemática principal: la percepción de lo real. De ahí:

¿Les suena el nombre Platón?

A este señor se le ocurrió el “Mito de la caverna”.

En el mito de la caverna de Platón, se narra cómo unos esclavos viven en una cueva creyendo que lo que ven (unas sombras proyectadas en una pared) es la realidad, cuando lo cierto es que viven engañados.

Pero uno de ellos escapará y verá la luz del sol, entonces volverá para rescatar a los otros, pese a que corra el riesgo de que lo maten por no creerle.

Y eso le ocurre a la humanidad. Ésa es la verdad, como dice Morfeo: “Eres un esclavo, Neo. Igual que los demás, naciste en cautiverio. Naciste en una prisión que no puedes ni oler ni saborear ni tocar. Una prisión para tu mente. ”

Pero Neo es el esclavo que saldrá de la caverna y rescatará a sus compañeros. De todos modos, Morfeo le advierte del peligro: “Son las mentes de los mismos que intentamos salvar. Pero hasta que no lo hagamos, siguen formando parte de ese sistema y eso hace que sean nuestros enemigos. Tienes que entender que la mayoría de ellos no están preparados para ser desenchufados. Y muchos están tan habituados, dependen tan absolutamente del sistema, que lucharían para protegerlo. ”

-Sigue al conejo blanco-

¿Qué hay con la realidad?

Descartes.

“¿Qué es real? ¿De qué modo definirías, real? Si te refieres a lo que puedes sentir, a lo que puedes oler, a lo que puedes saborear y ver, lo real podría ser señales eléctricas interpretadas por tu cerebro. ”

Para mí, René Descartes el que más puntos de unión guarda con la película. La pregunta clave es: ¿cómo distingo la realidad de los sueños? Descartes vivió atormentado con esta cuestión (o eso me dijeron los libros):

De ahí derivó su duda métodica y así llegó su ya famoso “Pienso, luego existo”.

En sus escritos trata de resolver su bronca poniendo en duda TODO, considerando que cualquier pensamiento que pueda ocurrir despierto, puede ocurrir mientras duermes, sin que -según él- alguno sea verdadero: “Resolví fingir que todas las cosas que hasta entonces habían entrado en mi espíritu no eran más verdaderas que las ilusiones de mis sueños. ”

En efecto, Matrix se plantea también esa duda entre la realidad y la ficción. El papel de Descartes lo interpreta Neo, a quien le atormenta la misma sensación. Así se lo expone a su colega Choi, en una de las primeras secuencias de la película: “¿Alguna vez has tenido la sensación de no saber con seguridad si sueñas o estás despierto? ”

Morfeo también le echa sal a la herida y le pregunta a Neo acerca de ese tema: ” ¿Alguna vez has tenido un sueño, Neo, que pareciese muy real? ¿Qué ocurriría si no pudieras despertar de ese sueño? ¿Cómo distinguirías el mundo de los sueños de la realidad? ”

Pensó este filósofo que, una vez planteada la hipótesis de que había sido engañado, no podía haber sido Dios quien hubiese perpetrado el engaño, sino el genio maligno: “Supondré, pues, no que Dios, que es la fuente suprema de la verdad, me engaña…”

Premisa, para mí, no sólo algo blasfema sino también contradictoria.

¿A quién le echamos la culpa ahora? Descartes descarta (Duh!)  a Dios como arquitecto de sus desgracias y le regala el título a algo llamado:

“El genio maligno.”

Matrix es una mentira y esa mentira ha sido creada por las máquinas; ellas son el genio maligno, las que han puesto toda su industria en engañar a la humanidad. ¿Qué hacer? Dice Descartes que no dar crédito a ninguna falsedad y preparar el ingenio para ello. En efecto, en Matrix, cualquiera que sea desconcetado, incluido Neo, ha de pasar por una serie de entrenamientos iniciáticos que tienen lugar gracias a programas informáticos creados para tal efecto. El objetivo de esos programas es hacer que el recién llegado se acostumbre a pensar que lo que ve no es real y que, si es consciente de ello, podrá subvertir las leyes físicas y realizar verdaderos milagros.

Pero no todo es miel sobre hojuelas.

Es difícil vivir cuando ya se sabe la cruel verdad. Eso le pasa a un personaje vital en la trama de Matrix, Cypher , el traidor, el que conspira con esas ilusiones (los agentes) para seguir siendo más tiempo engañado.

Para no aburrirlos hasta acá por hoy… piénsenlo y nos vemos el lunes.

Alekz, fuera.

Anuncios

Acerca de Paax Sound

El nombre de la organización, Paax, es originario de la lengua maya, para nunca olvidar de dónde venimos, y significa música. Lo juntamos con una palabra en inglés, sound, visualizándonos como una futura empresa de clase internacional. Somos una Organización con el fin de proporcionar soluciones y servicios en Audio

Publicado el diciembre 7, 2012 en Historia, Recomendaciones y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: