Si te vienen a contar cositas malas de mi…

Addie

Qué tal, mis queridos lectores (espero). ¿Cómo los va tratando el año nuevo? Hoy les comparto que yo siempre lo empiezo viendo películas en familia, de todo tipo: desde las típicas de acción y explosiones, comedias románticas, mexicanas del siglo de Oro, japonesas extrañas, etc. Este año, viendo algunas de Pedrito Infante, escuché varias canciones de una compositora y pianista a quien admiro muchísimo: Consuelito Velázquez. 

Guapísima, ¿no?

Consuelo Velázquez nació el 21 de agosto de 1916, en Jalisco y murió el 22 de enero de 2005 en el Distrito Federal. Inició sus estudios musicales a los 6 años de edad, al mudarse a Guadalajara, y ya nunca se detuvo. Nueve años después, prosiguió en el D.F., llevando a cabo su concierto de graduación en el Palacio de Bellas Artes. Fue solista de la Orquesta Sinfónica Nacioal y de la Filarmónica de la UNAM.

Como compositora de música popular, todos conocemos sus canciones, que fueron, principalmente, popularizadas en películas mexicanas. Ejemplos de ellas son: No me pidas nunca, Enamorada, Amar y vivir, Verdad amarga, Que seas feliz… 

Yo no fui. 

Bésame mucho.

Ufff, ¿qué les digo yo? Simplemente la admiro, pero, prosigamos. Hablemos un poco más de esta última canción.

Bésame mucho fue un bolero compuesto por esta talentosa mujer cuando tenía apenas 16 años, siendo ésta la canción que más éxito y reconocimiento le trajo durante toda su carrera. Fue adaptada al idioma inglés por el famoso pianista, Nat “King” Cole e interpretada por cientos y cientos de cantantes: Javier Solís, Pedrito Infante, The Beatles, Plácido Domingo, Vera Lynn, Luis Mariano (quien la llevó a Francia), Frank Sinatra, Andrea Boceli, Diana Krall, en fin, la lista es enorme y sigue aumentando. 

También participó en algunas películas mexicanas de su época como pianista y, como actriz, en el filme argentino, Noches de Carnaval.

Hace no mucho tiempo, se dio a conocer que entre sus últimas voluntades, dejó algunas canciones inéditas destinadas a cantantes específicos, por ejemplo, Por el camino, para Luis Miguel, Donde Siempre, para Cecilia Toussaint y, Mi Bello Mazatlán, grabada por La Banda El Recodo.

Los dejo con esta última canción (y el final de una película que nada tiene que ver, pero que me gusta mucho), Verdad amarga, usada en la película argentina, El lado oscuro del corazón, con la interpretación de Los Panchos y María Marta Serra Lima. 

Mucho éxito esta semana y, ya saben, pórtense como sean felices.

Anuncios

Acerca de Paax Sound

El nombre de la organización, Paax, es originario de la lengua maya, para nunca olvidar de dónde venimos, y significa música. Lo juntamos con una palabra en inglés, sound, visualizándonos como una futura empresa de clase internacional. Somos una Organización con el fin de proporcionar soluciones y servicios en Audio

Publicado el enero 7, 2013 en Historia, Recomendaciones y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: