Cuando el Palacio de Hierro Se Disfrazó de Batichica

– Rosana Díaz

¿Qué hace que un comercial sea efectivo? ¿Sus colores, la música, los/las modelos que aparezcan? En el mundo en el que vivimos es fundamental estar conscientes de la manera en que la publicidad nos afecta, pues estamos constantemente expuestos a ella. Por eso me propuse hacer un pequeño análisis sobre uno de los mejores comerciales que he visto, que a su vez pertenece a una de las campañas publicitarias más eficaces de la historia moderna. Me refiero a los comerciales de El Palacio de Hierro.

A mi perspectiva, su publicidad ha sido la más exitosa en el ámbito de la moda. No sólo vende ropa u accesorios, sino que hace que estos encarnen símbolos que antes no se relacionaban con la compra de vestimentas, adjudicándoles significados elevados (ejem.: la espiritualidad, la trascendencia, etc.). En este caso decidí analizar un comercial que salió hace unos diez años, pero que hasta la fecha pervive en mi memoria. Se trata del de las mujeres heroínas, ése donde tres féminas “comunes y corrientes” se transforman en Batichica, Gatúbela y la Mujer Maravilla.

El mensaje del comercial es sencillo: un cambio de ropa nos hace poderosas. En 46 segundos, eso les sucede a las tres protagonistas. La fuerza del mensaje radica, sobre todo, en el uso de conocidos emblemas de la potencia femenina: tres clásicas heroínas de cómics. Desde hace medio siglo, estos personajes se han ido grabando en el inconsciente colectivo gracias a la exportación que EUA ha hecho de ellos. Todas pertenecen a personajes de DC Comics, lo que hace que algunos se pregunten por qué dejaron fuera a las heroínas de Marvel (las de X-Men, Elektra, la mujer invisible, etc.). La respuesta a la que llegué es la siguiente: ninguna de las heroínas fue seleccionada al azar y cuál fuera la editorial tuvo poco que ver en esto. Mas bien creo que fueron escogidas por ser las heroínas arquetípicas más contrastantes entre sí con el fin de conmover a un público más amplio.

Batichica es la heroína discreta y desinteresada. La que cumple perfectamente con los roles que le ha dado su posición social y su condición de mujer, pero que también se toma el tiempo para hacer cosas extraordinarias sin esperar nada a cambio. Ella representa a la generosa ama de casa que trabaja sin cansancio para el día, pero cuyos logros brillan poco.

Barbara Gordon como Batichica

Stephanie Brown como Batichica

Por su parte, Gatúbela es la anti-heroína. Su rebeldía y cínica irreverencia hacia los estándares de moral y del “buen comportamiento” impuestos a la mujer, la hacen al mismo tiempo añorada y temida. Ella no tiene miedo de dejarse llevar por sus impulsos y sus deseos más frívolos, como tampoco tiene reparo en enamorarse y usar toda su sensualidad para conquistar. Gatúbela representa el lado femenino que ha sido reprimido por la sociedad y que pocas se atreven a manifestar: la sensualidad dominante.

Y finalmente está la Mujer Maravilla. Ella es la heroína todopoderosa, amazónica, que personifica a la mujer moderna y ejecutiva. Su poder reside en su inteligencia y la entrega a su trabajo. Ella puede ser muy dulce, pero deja bien en claro que nada está por encima de su trabajo o sus principios.

 

Así podemos ver que la totalidad del público femenino se podía ver retratado en este comercial. O, mejor dicho, fueron los deseos ocultos, las fantasías y el inconsciente femenino el que se vio reflejado.

Además, si hablamos de las razones de la fuerza de este comercial se debe añadir que una música de fondo sugerente, una minuciosa escenografía, excelentes vestuarios y maquillaje, y un buen manejo de luz y cámaras fueron el complemento perfecto al uso de los arquetipos de Batichica, Gatúbela y la Mujer Maravilla. Todo detalle fue cuidado para lograr el mayor impacto posible.

“El Palacio de Hierro” fue lo que menos apareció en el comercial de manera directa. Sin embargo, cuando uno quiera un cambio de look para sentirse más bella, más atrevida, más trascendental o más inteligente, uno pensará en visitar El Palacio de Hierro.

Anuncios

Acerca de Paax Sound

El nombre de la organización, Paax, es originario de la lengua maya, para nunca olvidar de dónde venimos, y significa música. Lo juntamos con una palabra en inglés, sound, visualizándonos como una futura empresa de clase internacional. Somos una Organización con el fin de proporcionar soluciones y servicios en Audio

Publicado el junio 30, 2013 en Reseña y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: