DIARIO DE UN J-ROCKER

 

¡Hola! ¿Cómo están todos por allá? Espero que anden de maravilla. De nuevo se acabó el mes, ¡caray, el tiempo se va volando! Como es la última entrada de julio, les traigo un nuevo capítulo en la sección que estrené el mes pasado. La vez anterior hablé de cómo fue mi primer encuentro con la música japonesa. Hoy hablaré de la llegada del rock japonés a mi vida.

 

Comencemos.

 

Capítulo II

 

Varios años pasaron desde mis visitas a una convención de cómics. Ya estaba en la secundaria y mi “gen friki” estaba bastante controlado, aunque presente. Seguía viendo anime y leía cómics, pero nada fuera de lo común. En aquellos años había comenzado a tocar el bajo de una manera muy amateur, pero ya era un inicio. No sabía que, de alguna manera, ambas aficiones se convertirían en algo muchísimo más serio y, sobre todo, que encontrarían un punto donde se unirían.

 

En aquellos años, uno de los chavos más “frikis” de mi salón intentó adentrarme más y más al mundo “otaku”.  Para los que no lo sepan, los otakus son todos aquellos fans de la cultura japonesa, en especial, del anime. En fin, aquel chavo intentó adentrarme en esa onda, a pesar de que conocí mucho sobre anime, otakus, etc.

 

No llegué a clavarme tanto. No soy de los que ven mil series de anime y está siempre al tanto de todo lo que sale. Yo, en realidad, sólo veía los pocos que pasaban en televisión abierta y de paga. Alguna vez, este chico me facilitó un disco con música de anime: más de 100 canciones en Mp3 de diferentes series y películas. La música me encantó. Había de todo: música orquestal, rock, balada, instrumental, etc. Y yo pasaba aquellos años escuchando ese disco.

 

Pero hubo un par de canciones que sobresalieron de entre todas. Eran del soundtrack de un anime llamado “Rurouni Kenshin” o como se llamó por acá: Samurai X. Las canciones se llamaban “1/3 junjou na kanjou” y “The fourth avenue café”, de unas bandas llamadas Siam Shade y L’Arc-en-Ciel. En aquellos años, sólo fueron bandas que hacían canciones de anime, sin saber que la anisong me llevaría a involucrarme con el gran mundo del J-rock.

 

Aquí te dejo las canciones.

 

 

 

Pero eso lo hablaré en el siguiente capítulo.

 

Con esto me despido por el momento. Nos estamos leyendo el sábado. Te deseo que tengas una magnífica semana. Déjame tus comentarios aquí en mis páginas de redes sociales; Twitter: @Alejandro_Najar y/o Facebook: /alejandro.najar.3.

 

Yo fui Nájar y seguramente mañana también. Nos leemos la próxima. Me despido de todos ustedes con un:

 

“Síganse divirtiendo”

 

Anuncios

Acerca de Paax Sound

El nombre de la organización, Paax, es originario de la lengua maya, para nunca olvidar de dónde venimos, y significa música. Lo juntamos con una palabra en inglés, sound, visualizándonos como una futura empresa de clase internacional. Somos una Organización con el fin de proporcionar soluciones y servicios en Audio

Publicado el julio 31, 2013 en Japón y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: