De dioses, diosas y otros seres.

 

Bienvenidos a una nueva entrada, lectores felices. El día de hoy les hablaré un poco de la mitología indígena. México, es uno de los países con un rico acervo mitológico, desde sus historias y leyendas, hasta sus personajes y creencias, que van empapando la realidad de incidentes difíciles de creer. Siéntense, relájense, disfruten. Comenzamos.

Ya se nos ha dicho, durante toda nuestra educación básica, que la creación de dioses fue un recurso para explicar, en tiempos muy antiguos, fenómenos naturales, tales como el día, la noche, la muerte y la vida, sólo por mencionar algunos.

En la cultura maya, Ak’ Kin, Dios del Sol, representaba un aspecto dual. Por un lado, encontramos al anciano celeste (Itzamná); en segundo lugar, el joven sol que representa el día (Ahau), quien cortejaba a la luna. Es identificado como el Espíritu Universal de la Vida, pero también con la parte más espiritual e íntima del ser humano.

En su contraparte, encontramos a Ix Chel, la diosa de la luna. Es mostrada como una mujer joven, para relacionarse con la luna creciente, y como una anciana, que representa a la luna menguante. Como toda buena mujer, representa la fertilidad y se le asociaba a la concepción, embarazo y “esas cosas del mal”, al mismo tiempo que tenía un aspecto destructivo (hembra tenía que ser, dirían por ahí), resultando la provocadora de catástrofes e inundaciones. Es esposa de Itzamná, según se cree por las vasijas y demás vestigios encontrados en la zona.

 

Pero la historia de México no sólo se cuenta a través de estos personajes, ya olvidados hace tiempo, en cuanto a su adoración y recordados sólo en los libros de texto con faltas de ortografía. ¿Quién no ha escuchado historias de la Llorona, los nahuales, las brujas que van por los niños en la noche y gran variedad de duendes?

Por ejemplo, los aluxes, que significan algo así como, “enano milenario”. En la religión maya, eran espíritus de la naturaleza. La creencia dice que ayudará a crecer el maíz por algún tiempo, ya que tienen la capacidad de llamar a la lluvia y proteger los campos. Sin embargo, si no se les ofrece una ofrenda a cambio, pueden comportarse agresivos, molestar y robar a los niños y destruir las cosechas. Se piensa que habitan, especialmente, la zona de Yucatán y el sureste de México, en la zona del poder maya.

 

 

Una especie de seres similares se encuentra en los estados de Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Guerrero: los chaneques. La palabra proviene del náhuatl y significa “el que habita en lugares peligrosos”. Son deidades menores de la tierra y el agua, velan por los animales y todo lo existente en el monte. Sin embargo, al igual que los aluxes, se considera que tienen una fase peligrosa y violenta, si no se les respeta, se les molesta o, simplemente, si no se les da lo que les gusta, así como si no respetan sus elementos.

 

¿Qué piensan ustedes? ¿Cuál de todas las leyendas es la más tradicional en el lugar de donde vienen? Dejen sus comentarios y pórtense como sean felices.

Anuncios

Acerca de Paax Sound

El nombre de la organización, Paax, es originario de la lengua maya, para nunca olvidar de dónde venimos, y significa música. Lo juntamos con una palabra en inglés, sound, visualizándonos como una futura empresa de clase internacional. Somos una Organización con el fin de proporcionar soluciones y servicios en Audio

Publicado el agosto 23, 2013 en Clase, Glosario y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: