Ayaka

¡Hey, hola a todos! ¿Cómo están? Espero que de maravilla. Ya estamos a mitad de semana. ¡Ánimo!

 

Hoy quiero platicarles acerca de una cantante que tal vez no es muy conocida por este lado del globo, pero que es poseedora de una de las mejores voces que le he escuchado a una asiática. A pesar de ser realmente joven, ya cuenta con una carrera extensa que va en ascenso. Estoy hablando de la cantante Ayaka.

 

Ayaka Iida o mejor conocida como “ayaka” (sí, en minúsculas) es una cantante y compositora de j-pop, nacida en Osaka en 1987. A sus casi 26 años, ya tiene más de tres álbumes de estudio y varios Golden Disc Awards en su vitrina. Algo así como los Grammys, pero de Japón.

 

Ayaka desde pequeña siempre quiso ser cantante, así que, de joven, empezó a cantar y a componer sus primeras canciones. En el 2003 empezó a realizar pequeños shows en Osaka. Un año después, comenzó sus estudios en la escuela, “Voice”, en Fukuoka, donde también conoció a su director, Nishio Yoshihiko, afamado productor de artistas como Yui o Sowelu. Él la contrataría para ser parte de Warner Music Japan.

Nishio Yoshihiko.

 

Siendo parte de una disquera desde el 2005, la cantante empezó a realizar pequeñas presentaciones en algunos de los principales distritos de Tokyo. Ese mismo año, sus primero singles salieron a la venta. Algunos fueron usados para temas de programas de televisión o telenovelas en Japón: I believe, Melody y Real Voice se convirtieron en hits y tuvieron altísimas ventas.

 

Pero fue su cuarto single, mikazuki, el que la catapultó hasta lo más alto de la fama, siendo hasta ahora su canción más vendida y, sin duda, su mayor hit comercial.

Aquí te dejo la canción.

 

Esta canción llegó a México en la voz de una cantante mexicana. Aquí la singular versión. A lo mejor por ahí alguien la escuchó esta canción y ni en cuenta.

 

En 2006 sale su primer álbum, “First Message”, uno de los discos con mayores ventas de ese año. A a este material han seguido otros más de igual éxito además. En el 2012 se cambió a Avex Trax, la disquera más importante de Japón.

 

Ayaka sigue con una carrera impecable. Está casada y desde 2009 hace frente a una enfermedad conocida como, “Enfermedad de Grave”, que es un tipo de hipertiroidismo.

 

Ella es una de mis cantantes favoritas. Les recomiendo todos sus discos, pero si pueden escuchar el MTV Unplugged, háganlo. Canta como nunca; es un interpretación que te lleva a las lágrimas, por lo menos a mi sí lo hace.

 

 

Esto es todo por el momento. Déjame tus comentarios en mis páginas de redes sociales; Twitter: @Alejandro_Najar y/o Facebook: /alejandro.najar.3.

 

Yo fui Nájar y espero seguir siéndolo. Nos leemos la próxima. Me despido de todos ustedes con un:

 

“Síganse divirtiendo”

The joy luck club

Bonita mitad de semana laboral tengan todos. Este día quisiera recomendar un libro. Hace algunos días escribí algunos datos curiosos sobre “The Joy Luck Club” y es precisamente el libro que me gustaría recomendarles. He hablado con otros compañeros literatos que han leído la obra y a los que no les ha gustado la lectura. Por el contrario, mis tardes lluviosas se han llenado de tranquilidad gracias en parte al libro, y en parte al chocolate chiapaneco que traje de mi tierra.

“The Joy Luck Club” está dividido en cuatro apartados o capítulos que poseen a su vez cuatro cuentos formando un total de dieciséis historias. Cada personaje (hay ocho) tiene la oportunidad de contar dos cuentos, exceptuando a June, quien cuenta dos cuentos en representación de su madre y dos sobre ella misma. Lo único que las historias tienen en común son sus personajes y su bagaje cultural, que es el chino.

Lo que llamó mi atención es la incapacidad de los personajes jóvenes para relacionarse con sus mayores, y me parece pertinente porque es precisamente lo que se vive en el día a día, generación tras generación. No entendemos a los mocosos de diez años con sus Ipads, nuestros padres no nos entienden, ni ellos entendían a sus padres y viceversa. Es toda una cadena de malos entendidos, pero la respuesta al ¿por qué? De esta situación es que no nos tocó vivir las mismas experiencias ni bajo las mismas circunstancias de los otros. De haberlo hecho la vida sería mucho más sencilla puesto que entenderíamos con mayor facilidad las razones detrás del actuar de cada persona.

Pero bueno, el libro trata más que nada sobre las relaciones madre-hija, y si quieren entender un poco más a sus mamás desde una perspectiva oriental no duden en hojear aunque sea el primer cuento de la historia. Si la historia no les convenció, pueden también comentar abajo. Si son flojos para leer, pueden ver la película.

¡Hasta la próxima!

 

Titurial

Seguimos con los tituriales

Horacio Quiroga… A la deriva.

Buenas, lectores. Cuando pensamos en historias de terror, muchos tienen presente los relatos que, de niños, escucharon de sus abuelos, padres y primos o hermanos maldosos. Algunos, a partir de esas experiencias, desarrollamos una aversión inmensa a ellas, comenzamos a temblar, a buscar EL osito de peluche para abrazar, nos hacemos bolita y salimos corriendo en cuanto podemos. Otros, en cambio, disfrutan de aquella innecesaria (o quién sabe) adrenalina que fluye al sumergirnos en estos cuentos.

Dentro del género literario, uno de los representantes más importantes en Latinoamérica fue Horacio Quiroga, nacido en Salto, uruguay, el 31 de diciembre de 1878. Era cuentista, dramaturgo y poeta, contando con una prosa vívida y modernista.

Pero el terror no habita solamente pluma del escritor uruguayo; las tragedias marcaron su vida. Su padre murió en un accidente de caza, siendo apenas un niño; su padastro y su madre terminaron por suicidarse. Como si esto no fuera suficiente, mató, accidentalmente, de un disparo a su amigo, Federico Ferrando.

Admiraba hasta el tuétano al gran Edgar Allan Poe, escritor estadounidense famoso por sus cuentos de terror y con quien fue comparado. Su primer trabajo fuertemente marcado por el “Maestro de Boston” fue, El crimen de otro.

Otros escritores que influenciaron su obra eran Rudyar Kipling y Guy de Maupassant. Quiroga estableció pautas relativas a la estructura, la tensión narrativa, la consumación de la historia y el impacto del final en su trabajo, Decálogo del perfecto cuentista.

Fuera de todos sus logros literarios y que si la manga del muerto, disfrutar de sus cuentos resulta una experiencia extraordinaria. Su impacto radica en lo vívidas, reales y espeluznantes que resultan los escenarios. Los brazos se vuelven de gallina y en la panza se siente un vacío que invita evitar objetos y situaciones, aunque sea por un momento. Si son de los que gustan de espantar chamacos con relatos, éste es un escritor que no pueden dejar de leer.

La parte feliz es que, si no son grandes fans de la lectura, no les tomará demasiado tiempo. Cuenta con relatos realmente breves (cuatro o cinco páginas) fáciles de leer.

Les comparto, A la deriva y, El almohadón de plumas, para que se den una idea de lo que podrán leer si se clavan con el uruguayo.

A la deriva. http://www.edu.mec.gub.uy/biblioteca_digital/libros/Q/Quevedo,%20Francisco%20de%20-%20A%20la%20deriva.pdf

El almohadón de plumas. http://www.educacion.gob.es/exterior/centros/burdeos/es/materialesclase/almohadondeplumas.quiroga.pdf

Lean, háganse bolita, pórtense como sean felices.

Cómo armar una PC, última parte.

Víctor Solís

Bien, pues nos enfrentamos a una semana más, a un lunes y al nuevo comienzo de muchas actividades que caen en la monotonía y que suelen ser evadidas en el fin de semana. Pero así es esto, no tiene nada de malo verle el lado positivo a las cosas y hacer todo bien desde el principio. Así es que para que no se les haga pesado ni el día, ni el momento, esta vez les presento un poco de la caricatura de Víctor Solís.

Seguramente quienes han pasado por las rejas de Chapultepec de la Ciudad de México sabrán de quién hablo, si no han prestado atención o simplemente sus rumbos no coinciden con este lugar, no hay por qué preocuparse, aquí estoy para platicarles un poco de este artista. Cabe destacar que las imágenes que a continuación verán pertenecen al artista pero no a la exposición de la cual les hablo. Así es que este es un buen pretexto para invitarlos a que vayan de paseo y observen las caricaturas 🙂

Nacido en la Ciudad de México en 1967, Víctor Solís inició  a desarrollar el cartón de humor desde 1982. Este artista ha tenido la oportunidad de colaborar con diferentes revistas nacionales e internacionales, así como en diversos periódicos mexicanos. En 2006 tuvo una mención honorífica por parte del Premio al Periodismo Ambiental, que otorga la Universidad de Guadalajara, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Academia Nacional de Educación Ambiental.

Actualmente, su libro más reciente, “Ver de Monero”  y del cual son las imágenes que pueden observar en las rejas, ha sido ampliamente aplaudido, ya que posee una forma muy peculiar y particular de crear conciencia sobre el deterioro ambiental, tema que nos atañe a todas las personas en todo el mundo.

En “Ver de Monero” el artista busca crear conciencia ambiental a través de caricaturas que rayan en lo irreverente y que a través de la crítica, tocan temas como la explotación de recursos naturales, la deforestación, la contaminación y la forma tan injusta e irracional en la que los seres humanos estamos dañando, de menos a más, a la naturaleza.

Cada uno podemos poseer la idea que gustemos con respecto al desgaste de la naturaleza, pero creo que esta ocasión, considero que sí es una mayoría la que entendemos que, por aspectos y comportamientos propios del ser humano, los recursos naturales se están acabando y cada vez de manera más acelerada.

Lo interesante de esta obra, es que, a través de los ojos e ideas de una persona, podemos entender Solís le da voz a esa parte de la que parece que el hombre ya no forma parte; la naturaleza. En esta serie de caricaturas, se tiene por completo, la confrontación hacia uno mismo.

Por último, el humor es algo que nos humaniza, nos sitúa en el punto en el que una sonrisa en la boca nos hace colocarnos en el centro de la reflexión que abarca no sólo el pensamiento sobre el posible final de nuestro planeta sino el posible final también de nuestra propia existencia.

Compañeritas, compañeritos; por hoy esto es todo. Espero les haya gustado y que las imágenes hayan generado criterios de evaluación, reflexión y acción contra lo que nosotros mismo hemos ido generando con el paso del tiempo y la vida. Como siempre, les mando un abrazo muy fuerte y ya saben que los espero aquí este jueves con más de lo visual para llenar el ojo, las ideas, la curiosidad y si se puede, por qué no, la conciencia.

Rose Ü

Disneygram? Instagsney?

¡Qué tal, paaxsounderos!

Este fin ocioso de semana me encontré con algo muy divertido. A mí me encanta mofarme de las personas que explotan de manera “cliché” a Instagram. Pues encontré un lugar que se llama “B for Bel”, en donde hay una serie que se llama, “Qué pasaría si las Princesas Disney tuvieran cuentas de Instagram”. El nombre es muy largo, pero lo explica a la perfección.

Con diferentes partes de las películas, se muestran escenas típicas de las fotos que se pueden encontrar en los perfiles del usuario promedio de la app: imágenes de comida, fotos de la familia y retratos con animales.

En esta serie de imágenes, se supone que todas las princesas son amigas, se comentan, le dan “like” a las fotos, etc. Por ejemplo, una foto de Blancanieves dormida con la descripción:  “#nomakeup #nofilter #selfie”. La Bella Durmiente comenta “Eres como, muy bonita” y el enano gruñón dice “Más vale que eso no sea en mi cama”.

Las demás princesas tienen, en su supuesto Instagram, fotos de cómo cocinan, de sus palacios, bibliotecas y hasta de sus padres. Lo curioso es que si las niñas Disney tuvieran cuentas de Instagram, seguramente le tomarían fotos al tipo de cosas con las que se muestran.

Ya saben, no abusen de los chlichés ni de instagram 😉

Alekz, fuera.

Tokio 2020

¡Hola a todos! ¡Feliz domingo!

Ayer fue un día muy agradable para todos los que somos fanáticos de la tierra del sol naciente, ya que se dio el anuncio de que Tokio será la sede para las Olimpiadas en el año 2020.

Reconozco que, como fiel seguidora de la cultura nipona, Tokio siempre fue “mi gallo”.

Mucha gente no sabe o nunca se enteró de la campaña que hizo Japón para poder ser seleccionada como la sede. Me gustaría compartir con ustedes algunos videos promocionales que muestran el porqué Tokio fue elegida como la ciudad sede.

No cabe duda que las tres ciudades candidatas (Estambul, Tokio y Madrid) son bastante bellas y que todas tenían una muy buena oportunidad. Por esto, primero me gustaría mostrarles un video con los promocionales de las tres ciudades candidatas.

El siguiente video es uno de los más emotivos, ya que es el momento en el que se anuncia que Tokio será la sede en el 2020.

Algo que caracterizó mucho la campaña nipona fue que no sólo se concentraron en mostrar la ciudad, también le dieron mucha importancia al lado “humano”. Se enfocaron en mostrar a las personas, ya que, en realidad, lo que hace a una ciudad, es la gente que vive en ella.

Con este tipo de videos, Japón no sólo demostró que Tokio es una ciudad muy grande y con capacidad de albergar a los atletas, sino también que la unidad que tienen sus ciudadanos.

Otra de las cosas en las que Japón hizo énfasis cuando presentaron sus propuestas, fue en la ceremonia de apertura. Los nipones prometieron que sería una ceremonia centrada en los atletas y que se llevaría a cabo en el que sería el, “Estadio Olímpico de Tokio”, que sería diseñado por Zaha Hadid y tendría una “cubierta retráctil”, con una capacidad para 80,000 personas. El comité olímpico de Japón presentó estas imágenes como diseño del futuro estadio:

Entre otras cosas, prometió que los asistentes no tardarían en transportarse más de 30 minutos entre las sedes, además de que los atletas descansarían en la Isla Harumi, en la cual se harían edificios con diseño futuristas y muchas áreas verdes.

También les compartiré un video en donde muestran cómo estarían distribuidos los estadios y otras cosas.

Cuando tuve la oportunidad de ir a Tokio, una de las cosas que más me sorprendió fue lo trabajadores que son. Aunque, creo que todo el mundo lo vio cuando ocurrió el lamentable suceso de marzo de 2011, en una de las ciudades de Japón. A pesar de que cobró la vida de más de 15,000 personas y se destruyó una buena parte de la costa japonesa, en ese entonces, demostraron su fortaleza y unión; lograron salir adelante a pesar de todo.

Mucha gente, quizás por lo anterior, no quería que las olimpiadas se llevaran a cabo allá. De modo que se concentraron en mostrar que, a pesar de todo, pueden vencer los obstáculos que se les presentan.

Para finalizar, les dejo este video, el cual fue la presentación final de Tokio. Espero que les guste.

Si quieren saber un poco más sobre la visión del comité japonés, les recomiendo mucho esta página: https://tokyo2020.jp/en/vision/

También les dejo la página oficial, por si quieren darse una idea de cómo es que Tokio llevará a cabo los juegos olímpicos en el 2020. https://tokyo2020.jp/en/

Sinceramente, me dio mucho gusto que Tokio fuera seleccionada. La gente podrá ver lo grandiosa que es esa ciudad y lo maravillosas que pueden llegar a ser la cultura y mentalidad de los nipones.

Muchas gracias por leer y nos vemos el jueves 😀

☆ Doris ☆

El conjuro

Amig@ Paaxsoundero amante del cine de horror…

 

Probablemente estés de acuerdo conmigo en lo siguiente:

 

Se le está echando demasiadas porras a, El Conjuro, cuando es una película muy “X”.

 

 

Hoy, sábado 7 de septiembre, fui por fin al cine a verla esperando susto tras susto, pero llegó un momento en el que pensé que me había equivocado de sala y que presenciaba otra película.

 

Digan lo que digan, usa los mismos clichés del cine de terror de toda la vida; es demasiado predecible y hasta aburre. Comenzó prometiendo mucho, jugando con la mente del espectador y modificando poquito uno que otro cliché.

 

Tiene una estructura semejante a películas clásicas como, El exorcista y, El despertar del diablo, mezclado con modernidades como Actividad Paranormal o Fenómeno siniestro, pero quedó muy lejos de ser ese tipo de cintas que hacen leyenda.

 

 

En fin, fue entretenida y creo que podrá ser un buen regalo de navidad para los niños.

Ahora bien, si no estás de acuerdo con lo pasado, es más que perfecto. Sólo sucede que, personalmente, soy fanático del cine de horror y he visto todo el repertorio.

 

También está claro que algunas mujeres son más susceptibles al cine de terror y probablemente, “El Conjuro”, se convirtió en noches sin dormir. Eso me recuerda cuando, en el 73, El Exorcista(nada comparado) dejó con un severo trauma a todo el mundo. Pregunten a sus padres aquella experiencia.

 

Bueno, si tuviera que darle una calificación al Conjuro sería:

7.0

 

Aquí abajo existe una maravillosa sección para que pongas tu hermoso comentario.

El que calla, otorga.

Hasta la próxima.

Irena Sendler

– Rosana Díaz

 

Hace poco mi papá  me mandó una presentación por Internet con un título X, que me hizo pensar que se trataba de otra de esas cadenas por correo con reflexiones cursis y superficiales referentes a la vida diaria, y sólo abrí aquel e-mail por la insistencia (mayor que otras veces) de mi papá a que lo checara. Pues, efectivamente, aquella presentación era cursi, estaba hecha para despertar la emotividad de quien la viera, y conmigo lo logró sin más (¡y que se me sale lo “chipi, chipi”!). Pero no es lo “cursi” de la redacción lo que me llegó  tanto, sino enterarme de la vida de una persona tan valiente y que (¡oh, sorpresa!) es prácticamente una desconocida. Así que decidí  tomar fragmentos de la presentación que me mandaron (omitiendo los sentimentalismos innecesarios) para construir la MiniBio de Irena Sendler. Tal vez encuentren su vida inspiradora…

 

En 1999, gracias a un grupo de alumnos de un instituto de Kansas, su historia comenzó  a conocerse fuera de su natal país, Polonia. En su investigación, los estudiantes consiguieron muy pocas referencias sobre Irena. Sólo había un dato sorprendente: había salvado la vida de 2,500 niños. Hoy es una anciana de 97 años que reside en un asilo del centro de Varsovia, en una habitación donde nunca faltan ramos de flores y tarjetas de agradecimiento procedentes del mundo entero.

Cuando Alemania invadió  Polonia en 1939, Irena era enfermera en el Departamento de Bienestar Social de Varsovia, el cual  manejaba los comedores comunitarios de la ciudad. En 1942 los nazis crearon un ghetto en Varsovia e Irena, horrorizada por las condiciones en que se vivía allí, se unió al Consejo para la Ayuda a los Judíos. Entonces consiguió identificaciones de la oficina sanitaria, una de cuyas tareas era la lucha contra las enfermedades contagiosas y, como los alemanes invasores tenían miedo de una posible epidemia de tifus, permitían que los polacos controlaran la sanidad del recinto. Pronto, Irena se puso en contacto con familias a las que les ofreció llevar a sus hijos fuera del ghetto… Pero no les podía dar garantías de éxito; lo único cierto era que los niños morirían si permanecían en él.

Las madres y las abuelas no querían desprenderse de sus hijos y nietos, e Irena las entendía perfectamente, pues ella misma era madre, y sabía que, de todo el proceso que ella llevaba a cabo con los niños, el momento más duro era el de la separación. Algunas veces, cuando Irena o sus chicas volvían a visitar a las familias para intentar hacerlas cambiar de opinión, se encontraban con que todos habían sido llevados al tren que los conduciría a los campos de la muerte. Cada vez que le ocurría algo así, luchaba con más fuerza por salvar a más niños.

 

Comenzó a sacarlos en ambulancias como víctimas de tifus, pero pronto se valió de todo lo que estaba a su alcance para esconderlos y sacarlos de allí: cestos de basura, cajas de herramientas, cargamentos de mercaderías, sacos de patatas, ataúdes… En sus manos, cualquier elemento se transformaba en una vía de escape.
Logró reclutar, al menos, una persona de cada uno de los diez centros del Departamento de Bienestar Social. Con su ayuda, elaboró cientos de documentos falsos con firmas falsificadas dándole identidades temporales a los niños judíos. Entonces ideó un archivo en el que registraba los nombres de los niños y sus nuevas identidades. Anotaba los datos en pequeños trozos de papel y los guardaba dentro de botes de conserva que luego enterraba bajo un manzano en el jardín de su vecino. Allí aguardó, sin que nadie lo sospechase, el pasado de 2,500 niños… hasta que los nazis se marcharon. Sin embargo, antes de que ello ocurriera, los nazis supieron de sus actividades.

El 20 de octubre de 1943, Irena Sendler fue detenida por la Gestapo y llevada a la prisión de Pawiak donde fue brutalmente torturada. Irena era la única que sabía los nombres y las direcciones de las familias que albergaban a los niños judíos; soportó la tortura y se rehusó a traicionar a sus colaboradores o a cualquiera de los niños ocultos. Le rompieron los pies y las piernas, no obstante, nadie pudo romper su voluntad. Así  que fue sentenciada a muerte. Una sentencia que nunca se cumplió, porque, camino al lugar de la ejecución, el soldado que la llevaba, la dejó  escapar. Oficialmente figuraba en las listas de los ejecutados, así  que, a partir de entonces, Irena continuó trabajando con una identidad falsa.

Al finalizar la guerra, ella misma desenterró los frascos y utilizó las notas para encontrar a los 2,500 niños que había colocado con familias adoptivas, y los reunió con sus parientes diseminados por toda Europa, aunque la mayoría había perdido a sus familiares en los campos de concentración nazis.

Años más tarde, su historia apareció en un periódico acompañada de fotos suyas de la época, varias personas empezaron a llamarla para decirle: “Recuerdo tu cara …soy uno de esos niños, te debo mi vida, mi futuro y quisiera verte…”. Irena tiene en su habitación cientos de fotos con algunos de aquellos niños sobrevivientes o con hijos de ellos.

Su padre, un médico que falleció de tifus cuando ella era todavía pequeña, le inculcó  lo siguiente: “Ayuda siempre al que se está ahogando, sin tomar en cuenta su religión, raza o nacionalidad. Ayudar cada día a alguien tiene que ser una necesidad que salga del corazón”.

Para terminar, les dejo aquí el enlace para aquellos interesados en saber más sobre esta admirable mujer y que además estén dispuestos a disfrutar de una buena película:

 

 

“No se plantan semillas de comida.

Se plantan semillas de bondades.”

– Irena Sendler