Archivo del sitio

Qué tan viejos son sus oídos?

Qué tal lectores, hoy les traigo un video que llamó mucho mi atención.

Es bien sabido que nosotros tenemos 5 sentidos, sin embargo, en el aspecto musical y en el audio, quizá el más importante sea el “oido”.

Desde que nacemos las células encargadas de transmitir el sonido empiezan a morir y no pueden regenerarse, las que registran  las frecuencias más altas son las primeras en caer por lo que a la edad de 10 años oímos la gama de sonidos más amplia de nuestra vida.

El vídeo simula una audiometría, el cual es un estudio donde se expone al oído a diversas frecuencias a través de auriculares y dentro de un recinto insonorizado para conocer tu condición auditiva.

Pero está prueba solo es una tentativa para determinar la edad de tu oído. Las frecuencias que se presentan en el vídeo van desde los 8000HZ hasta las 19000hz, y ya que los resultados están estandarizados, si tienes menos de 19 años deberías escuchar todas.

Por ejemplo, si puedes escuchar una frecuencia de 8000 Hz, esto implica que además de estar vivo, no tienes ningún problema acústico grave. Para las frecuencias en torno a los 12000Hz, probablemente si tienes más de 50 años te serán difíciles de escuchar. Si tienes menos de 40 años, la frecuencia de 15000Hz debería sonarte fuerte y clara. Cuando llegamos a los 16000Hz, la cosa se pone interesante, ya que todos los menores de 30 años deberían poder escucharla. Si tienes menos de 24 años, deberías escuchar también la frecuencia en torno a los 17000Hz y si eres menor de 20, deberías escuchar la de 19000Hz también.

Cabe mencionar que esto NO es igual a ir con un especialista, así que si tienen alguna duda o se interesan en el tema, no duden en acudir con un médico.  No cabe duda de que escuchar es una situación crucial, hay que cuidarse.

Alekz, fuera.

Anuncios

Frecuencias importantes en la música.

Buen inicio de semana, lectores felices de Paax Sound. En alguna ocasión hablamos ya de la producción y de muchos de los procesos que ésta conlleva. Hoy les quiero hablar de una parte importante de ella. Comencemos.

¿Recuerdan la parte en que elegimos la mezcla? Es aquélla donde decimos qué instrumento va a qué volumen o si va más a la derecha, a la izquierda o al centro, etc. El punto es que todos los sonidos se entiendan claramente y no choquen entre sí. Algo que puede ayudar es saber qué notas toca cada uno de los instrumentos, así no se contaminarán. En palabras de ingeniero, estaríamos hablando de frecuencias.

Si no tienen idea de qué hablo, les comparto la siguiente imagen. Contiene los rangos de varios instrumentos.

Ahora que lo saben, podrán entender mucho mejor cómo se realizan las mezclas, y si son ingenieros, pueden comentar qué les parece esta tabla y qué tan acertada es.

Sigan con nosotros y pórtense como sean felices.

Cosas lindas

 

Qué tal gente, espero que les haya gustado el regreso (temporal) a la ciencia, porque hoy veremos cosas lindas… Pero desde un punto de vista científico. Comencemos.

Un señor llamado Konrad Lorenz estudió la “lindura” en seres vivos y se dio a la tarea de hacer una lista de cosas “lindas”. Cuerpos pequeños con cabezas desproporcionadamente grandes, ojos grandes y rasgos corporales redondeados y “suaves”, pero ¿por qué éstas características provocan esa respuesta de decir “Awwwwwwww” en los humanos? Lorenz se dio cuenta de que todas estas características se encuentran en los bebés humanos y, por tanto, nos hacen sentir protectores y conmovidos, aún si las vemos en cosas que no son bebés, como por ejemplo conejos, gatos, búhos, hasta… ¿un martillo?

 Awwwwwwww cosa…

 

Así es, ese es un martillo que “se hizo lindo”, más que nada porque se le dieron características que a nosotros nos parecen lindas. De hecho, si los bebés humanos se vieran distintos, con características particulares, pero distintas a las que realmente tienen, seguramente veríamos esas nuevas características como algo lindo, en lugar de las que ya nos parecen lindas.

 Si un bebé humano se viera así, esto sería “lindo” para nosotros.

 

Bueno, pues ya más o menos sabemos “qué” es lindo y “por qué” vemos cosas lindas, pero ¿”dónde” está lo lindo? Investigadores les mostraron imágenes de bebés lindos a personas usando programas para observar la actividad cerebral, encontrando que el Núcleo accumbens, que es una fuente de placer. Cuando se activa, se libera Dopamina, que forma parte del sistema de “Recompensa” de nuestro cerebro, de hecho, es la misma zona activada por efectos de Cocaína y Metanfetamina.

La “lindura” actúa de forma tan poderosa en nuestro cerebro, que puede afectar nuestra conducta, como lo que nos gusta y lo que compramos. No es coincidencia entonces que creadores de caricaturas como Mickey Mouse o Pikachu los hagan cada vez más lindos conforme pasa el tiempo. De hecho, los animes y mangas suelen tener personajes cuyas estaturas están entre 5.5 y 6.5 veces sus propias cabezas, mientras que en una persona normal, la estatura es alrededor de 7.5 veces la altura de la cabeza, y cuando se busca hacer parecer a algún personaje “heroico”, suele ser de 8 a 8.5 veces el tamaño de su cabeza.El concepto japonés de “Kawaii” ilustra perfectamente éstas desproporciones, teniendo cabezas demasiado grandes para cuerpos pequeños y rasgos redondeados y enormes

 

Por ahora aquí lo dejamos, que tengan un LINDO día, nos veremos por acá pronto. Saludos.

El arte, la ciencia y la luz.

 

¡Hola, holaaaaa! Nueva semana y nueva entrada de su servilleta. Espero que estén teniendo un excelente martes y que aquello del cambio de horario no los haya descontrolado… tanto. 😛 Hoy, en este espacio, le volvemos a abrir las puertas a la ciencia en conjunto con el arte, así es que bienvenidos todos y ¡empezamos!

 

Antes que nada, disculpen la calidad del video. En sí, este sirve para presentarles el trabajo del australiano Ian Burns, artista reconocido por trabajar con la luz y la reflexión de ésta desde hace muchos años, lo que le ha permitido gran reconocimiento internacional y diversas exhibiciones en lugares como Austria, Irlanda, España, Estados Unidos, Bélgica y Australia, por supuesto.

 

Cabe destacar que cada una de las estructuras que este artista diseña para poder apoyar sus instalaciones eléctricas, podrían ser catalogadas (tal como ya lo hice yo) como eso, “estructuras”. Sin embargo, en el uso estricto de la palabra, de acuerdo con la forma en que él las denomina, será mejor llamarlas “esculturas”. Ya saben, para que no se ofenda el buen Burns. 😉

 

Como bien se puede observar, este artista (que también es ingeniero desde 1989) rebasa la idea de querer mostrar sólo imágenes a través de la luz, es decir, se crea un juego con la iluminación en donde las palabras y figuras proyectadas cambian y se transforman. Es por esta razón que el trabajo de Burns está completamente ligado a la interacción lúdica entre el material, la persona y el resultado.

 

Con respecto al material empleado por Ian, se puede decir que se basa en una serie de focos, bombillas o como les gusten llamar, una buena cantidad de lupas, cables, apagadores y estructuras diversas de madera, metal, etc, las cuales sirven para instalar todo el material anterior. Dentro de la instalación, él explica que la conexión entre todas las luces

es de distribución simple, es decir, que se parte de un solo interruptor para manipular toda la energía.

 

Cabe destacar que aunque los elementos anteriores son parte de su materia prima, Ian utiliza otros materiales con los cuales sigue experimentando y analizando este fenómeno de la reflexión de la luz. Por ejemplo, el año pasado, para la Feria de Artes de Melbourne, realizó una escultura de nombre “Clouds” la cual, se formaba con paraguas, ensaladeras, juguetes, alfombras, motores, televisiones (para reproducir la imagen a proyectar) y ventiladores. Miren…

 

Por último, damas y caballeros, dentro de este proyecto, se generó también audio. Sí, podría parecer demasiado, pero Clouds es una obra verdaderamente completa, en la que se reúnen conocimientos y experimentaciones científicas (cuestiones de medición, de electricidad, física y temas relacionados) concepciones artísticas (delimitadas por lo visual, iluminación y estética) y una creatividad enorme y ganas de innovar haciendo coincidir la ciencia y el arte a través del elemento primordial: LA LUZ.

 

Como podrán ver, la calidad de los dos videos que les puse no es muy buena y en sí, tampoco contienen gran acción, no cuentan una historia, no hacen reír, ni emocionan hasta la lágrima a nadie. Pero digamos que son un buen instrumento de documentación que sirve para conocer un poco más a fondo el trabajo de Ian. 🙂

 

 

Compañeritos, por hoy esto es todo. Aquí les dejo la página de este artista, tiene muchísimos proyectos y todos muy interesantes y peculiares. Los invito a que los revisen, en verdad valen la pena. Eso sí, cabe destacar que todos sus proyectos están muy clavados y sí son sumamente elaborados. El buen Ian tiene una masa gris privilegiada y vaya que la usa de manera productiva. Pero bueno, ya tendrán espacio para corroborar lo que les digo. http://www.ianburns.net/IBworks.html

 

Les mando un abrazo muy fuerte y ya saben que los encuentro aquí el viernes entrante 🙂

 

Rose Ü

¿Y si el Sol un día… desapareciera?

 

Qué tal muchachones, hoy regresaré un poco a la ciencia, pero desde una perspectiva más bien fantasiosa y les voy a platicar un poco sobre lo que pasaría si de repente, en un instante cualquiera, el Sol simplemente desapareciera… No que explotara o que muriera, si no, simplemente desapareciera y ya. De no ser así, la muerte de nuestra estrella implicaría una expansión masiva de su tamaño y simplemente calcinaría a los planetas más cercanos, incluyendo, claro, a la Tierra.

Supongamos entonces que, de alguna manera, el Sol se transportara cuánticamente a otra posición del espacio, pues la masa que lo conforma no puede simplemente desaparecer y éste fenómeno de transporte sucede todo el tiempo a escalas subatómicas (claro, la probabilidad de que le pase a un objeto tan grande como el Sol es prácticamente nula, pero… sólo supongamos). En el preciso instante en que el Sol “desapareciera”, nosotros no lo notaríamos, pues la luz que nos llega de él y la atracción gravitacional que tiene sobre la Tierra tardan ocho minutos en llegar hasta aquí; pero en cuanto notáramos su desaparición, obscureciendo por completo nuestro planeta, podríamos observar los demás astros, como la Luna y los planetas actuando de la manera en que siempre lo hacen y la Tierra saldría disparada en la dirección que llevaba justo antes de perder la atracción gravitacional, claro, todo esto mientras el pánico cunde y la gente enloquece.

 La Tierra sin iluminación del Sol sería un lugar muy oscuro

 

Así, la única fuente de luz externa a la Tierra sería la que proviene de nuestra Galaxia, que nos proveería de 1/300, lo que provee la Luna llena. Claro, la luz artificial eléctrica seguiría funcionando un buen rato y sería como en cualquier otra noche… en todo el planeta. Lo alarmante viene al pensar que la fotosíntesis se detendría inmediatamente, lo cual significaría que el 99.9% de la productividad biológica en la Tierra no se podría llevar ya a cabo. Por cierto, esto significaría que el CO2 que exhalamos dejaría de convertirse en Oxígeno, necesario para la vida… Pero no es tan grave como suena, pues entre todos los seres vivos que habitamos el planeta nos tomaría miles de años terminarnos el Oxígeno que existe actualmente en la Tierra. Además, casi todas las plantas morirían en cuestión de semanas, excepto por los árboles más grandes, que tienen suficientes reservas para aguantar por años… eso antes de que el agua dentro de ellos se congele por el enfriamiento de la Tierra.

Normalmente, el promedio de temperatura de la Tierra es de unos 15°C, considerando las zonas más calientes y más frías. Sin el Sol añadiéndole energía a la Tierra, después de una semana estaríamos a 0°C, a lo cual estamos un tanto acostumbrados, no es mayor problema. Pero después de 1 año, la temperatura sería de alrededor de -73°C, provocando que la mejor opción sea moverse a zonas geotérmicas, como géiseres, pues aunque el Sol es la principal fuente de energía

para la vida, la Tierra tiene su propia temperatura interna, siendo en el Núcleo de alrededor de 5000°C. Todo el que no logre asentarse en un lugar con energía geotérmica o en alguna locación subterránea alimentada con energía nuclear, moriría durante el primer año sin Sol. Unos 20 años después, el aire que normalmente es gaseoso se condensaría y se haría líquido, inclusive alcanzaría temperaturas tan bajas que se podría hacer nieve, por lo que llovería y nevaría no agua, si no nuestro aire de todos los días.

 Seguramente en un lugar así habría una temperatura muy buena para la vida

 

Pero tan sólo unos tres años después de que desapareciera el Sol, los océanos estarían completamente congelados en su superficie, aunque por billones de años, el agua líquida seguiría existiendo en el fondo, calentada por fuentes geotérmicas subacuáticas y aislada superficialmente por una gruesa capa de hielo. En lugar de convertirse en un mar desolado y sin vida, microorganismos extremos que viven cerca de éstos escapes de calor seguirían pululando por ahí por miles de millones de años, acostumbrados ya a condiciones de vida sin calor ni luz solares.

Así, la Tierra, lejos de convertirse en un pedazo de roca fría y sin vida, sería como una nave espacial con vida a bordo y energía geotérmica suficiente para su existencia por millones de años, viajando a una velocidad de alrededor de 108,000 km/h, lo que significa que en alrededor de mil millones de años, la distancia que habrá recorrido serán unos 100,000 años luz, que podría significar atravesar la galaxia entera y, ¿por qué no? Caer en la órbita de alguna otra estrella, volviendo a tener las condiciones para que los organismos aún vivos del fondo del mar pudieran proliferar y volver a comenzar la cadena evolutiva, incluso, tal vez, llegando una vez más a seres con una “inteligencia” como la nuestra.

 

Saludos, nos vemos en la próxima.

Seguimos con ciencia y música

Mike

Qué tal, muchachos. En mi entrada de hoy quisiera continuar platicando un poco sobre la física detrás de algunos elementos musicales. Esta vez será un poco sobre cómo se hacen los acordes.

En la teoría musical, un acorde consiste en tres o más notas distintas que suenan simultáneamente o uno tras otro, para crear una unidad armónica. Los acordes más sencillos, se forman por una primera nota, por ejemplo Do; su tercera, es decir Mi y su quinta, Sol. Además, el acorde toma el nombre de la nota de la que parte éste conteo de terceras y puede ser mayor, menor, disminuido o aumentado, según la cantidad de tonos y semitonos que lo conformen.

Se han preguntado, ¿por qué varias notas pueden sonar armoniosamente como una sola? Esto se debe a un fenómeno del que ya platiqué anteriormente conocido como “Interferencia de ondas”. Cuando dos o más ondas se encuentran en el mismo medio de propagación, pueden provocar que se hagan más fuertes o más débiles en algunas secciones y generan una nueva onda. El proceso, de hecho, se puede llevar a cabo en sentido contrario y una onda puede ser separada en más ondas, como es el caso de la luz blanca al separarse en los distintos colores que podemos percibir.

A la izquierda, Interferencia Constructiva, pues las crestas y valles de la onda se hacen más “fuertes” entre sí. A la derecha, sin embargo, se interfieren destructivamente y se hacen más débiles.

 

Así, si tomamos una nota de la escala, ya sabemos que tiene cierta frecuencia, longitud y amplitud de onda, pero podemos en realidad separarla en varias ondas distintas que, al juntarse, provocan a la primera. De hecho, estas ondas obtenidas de la separación de la primera, son las de las notas que conforman el acorde de la nota que se descompuso; es decir, si toman una nota Do y la descomponen, van a encontrar ahora las notas Mi y Sol y, claro, Do.

Una forma muy sencilla de verlo es en una guitarra. Si tocan la sexta cuerda que es Mi, se puede observar que también va a vibrar la tercera y la segunda, que son Sol y Si, respectivamente. Esto se debe a que al tocar la nota Mi, la onda que genera tiene partes de Sol y Si y éstas cuerdas van a buscar vibrar junto con ellas.

Espero haber sido suficientemente claro, pues no me quiero meter con cosas mucho más científicas, ya que son sólo datos curiosos y un intento de acercar el arte y la ciencia y así, que la gente se interese un poco más. Cualquier cosa, pueden dejar sus comentarios. Saludos.