Archivo del sitio

¿Viva México?

Yo no sé, en realidad sabemos que en el país están pasando muchas cosas desagradables.

¿Hay algo que festejar? Mucha gente puede decir que no debido a la delincuencia, impuestos, tráfico, reformas, injusticia, represión, etc, etc. Lo peor es que tienen razón.

-“Pobre de nuestro país”.-

Otros dicen, por el contrario, que por el simple hecho de ser mexicanos, tenemos la facultad de gritar, ” viva México”, festejar la riqueza del país y que no nos olvidemos de celebrar a esta nación de gente trabajadora que se esfuerza siempre y que da lo mejor de sí. Gente buena que tiene algo que ofrecer. Lo aún peor, es que también tienen razón.

Honestamente, no sé si hay como tal motivos para celebrar o para no hacerlo. De lo que estoy seguro, es que el país tiene muchos problemas políticos; sin embargo, no toda la culpa la tienen los gobernantes- La única diferencia está en que sus acciones repercuten más debido al poder y dinero que manejan, pero no es menos grave que la mentalidad tercermundista que se cargan muchos otros.

No se trata de sermonear ni de creer que somos portadores de la verdad ni de dar solución alguna, pero sí de reflexionar y aportar algo en vez de quejarnos y de celebrar, incluso. Estoy seguro de que tarde o temprano habrá más qué festejar y menos qué lamentarr.

Alekz, fuera.

Irena Sendler

– Rosana Díaz

 

Hace poco mi papá  me mandó una presentación por Internet con un título X, que me hizo pensar que se trataba de otra de esas cadenas por correo con reflexiones cursis y superficiales referentes a la vida diaria, y sólo abrí aquel e-mail por la insistencia (mayor que otras veces) de mi papá a que lo checara. Pues, efectivamente, aquella presentación era cursi, estaba hecha para despertar la emotividad de quien la viera, y conmigo lo logró sin más (¡y que se me sale lo “chipi, chipi”!). Pero no es lo “cursi” de la redacción lo que me llegó  tanto, sino enterarme de la vida de una persona tan valiente y que (¡oh, sorpresa!) es prácticamente una desconocida. Así que decidí  tomar fragmentos de la presentación que me mandaron (omitiendo los sentimentalismos innecesarios) para construir la MiniBio de Irena Sendler. Tal vez encuentren su vida inspiradora…

 

En 1999, gracias a un grupo de alumnos de un instituto de Kansas, su historia comenzó  a conocerse fuera de su natal país, Polonia. En su investigación, los estudiantes consiguieron muy pocas referencias sobre Irena. Sólo había un dato sorprendente: había salvado la vida de 2,500 niños. Hoy es una anciana de 97 años que reside en un asilo del centro de Varsovia, en una habitación donde nunca faltan ramos de flores y tarjetas de agradecimiento procedentes del mundo entero.

Cuando Alemania invadió  Polonia en 1939, Irena era enfermera en el Departamento de Bienestar Social de Varsovia, el cual  manejaba los comedores comunitarios de la ciudad. En 1942 los nazis crearon un ghetto en Varsovia e Irena, horrorizada por las condiciones en que se vivía allí, se unió al Consejo para la Ayuda a los Judíos. Entonces consiguió identificaciones de la oficina sanitaria, una de cuyas tareas era la lucha contra las enfermedades contagiosas y, como los alemanes invasores tenían miedo de una posible epidemia de tifus, permitían que los polacos controlaran la sanidad del recinto. Pronto, Irena se puso en contacto con familias a las que les ofreció llevar a sus hijos fuera del ghetto… Pero no les podía dar garantías de éxito; lo único cierto era que los niños morirían si permanecían en él.

Las madres y las abuelas no querían desprenderse de sus hijos y nietos, e Irena las entendía perfectamente, pues ella misma era madre, y sabía que, de todo el proceso que ella llevaba a cabo con los niños, el momento más duro era el de la separación. Algunas veces, cuando Irena o sus chicas volvían a visitar a las familias para intentar hacerlas cambiar de opinión, se encontraban con que todos habían sido llevados al tren que los conduciría a los campos de la muerte. Cada vez que le ocurría algo así, luchaba con más fuerza por salvar a más niños.

 

Comenzó a sacarlos en ambulancias como víctimas de tifus, pero pronto se valió de todo lo que estaba a su alcance para esconderlos y sacarlos de allí: cestos de basura, cajas de herramientas, cargamentos de mercaderías, sacos de patatas, ataúdes… En sus manos, cualquier elemento se transformaba en una vía de escape.
Logró reclutar, al menos, una persona de cada uno de los diez centros del Departamento de Bienestar Social. Con su ayuda, elaboró cientos de documentos falsos con firmas falsificadas dándole identidades temporales a los niños judíos. Entonces ideó un archivo en el que registraba los nombres de los niños y sus nuevas identidades. Anotaba los datos en pequeños trozos de papel y los guardaba dentro de botes de conserva que luego enterraba bajo un manzano en el jardín de su vecino. Allí aguardó, sin que nadie lo sospechase, el pasado de 2,500 niños… hasta que los nazis se marcharon. Sin embargo, antes de que ello ocurriera, los nazis supieron de sus actividades.

El 20 de octubre de 1943, Irena Sendler fue detenida por la Gestapo y llevada a la prisión de Pawiak donde fue brutalmente torturada. Irena era la única que sabía los nombres y las direcciones de las familias que albergaban a los niños judíos; soportó la tortura y se rehusó a traicionar a sus colaboradores o a cualquiera de los niños ocultos. Le rompieron los pies y las piernas, no obstante, nadie pudo romper su voluntad. Así  que fue sentenciada a muerte. Una sentencia que nunca se cumplió, porque, camino al lugar de la ejecución, el soldado que la llevaba, la dejó  escapar. Oficialmente figuraba en las listas de los ejecutados, así  que, a partir de entonces, Irena continuó trabajando con una identidad falsa.

Al finalizar la guerra, ella misma desenterró los frascos y utilizó las notas para encontrar a los 2,500 niños que había colocado con familias adoptivas, y los reunió con sus parientes diseminados por toda Europa, aunque la mayoría había perdido a sus familiares en los campos de concentración nazis.

Años más tarde, su historia apareció en un periódico acompañada de fotos suyas de la época, varias personas empezaron a llamarla para decirle: “Recuerdo tu cara …soy uno de esos niños, te debo mi vida, mi futuro y quisiera verte…”. Irena tiene en su habitación cientos de fotos con algunos de aquellos niños sobrevivientes o con hijos de ellos.

Su padre, un médico que falleció de tifus cuando ella era todavía pequeña, le inculcó  lo siguiente: “Ayuda siempre al que se está ahogando, sin tomar en cuenta su religión, raza o nacionalidad. Ayudar cada día a alguien tiene que ser una necesidad que salga del corazón”.

Para terminar, les dejo aquí el enlace para aquellos interesados en saber más sobre esta admirable mujer y que además estén dispuestos a disfrutar de una buena película:

 

 

“No se plantan semillas de comida.

Se plantan semillas de bondades.”

– Irena Sendler

Peligros Insospechados de los Castillos Medievales

 

– Rosana Díaz

 

Los castillos, sin duda, son el elemento más representativo de la Edad Media. A través de las historias de caballería y los cuentos de hadas, su imagen se ha instalado en el inconsciente colectivo como símbolo de una época en donde realidad y fantasía se mezclaban. Sin embargo, esta idealización no sólo ha contribuido al desarrollo de la literatura fantástica tolkieniana, sino también a que perdamos de vista sus funciones y la dura realidad que provocó su construcción. Los castillos no se limitaban a ser el hogar de un señor y sus sirvientes, ni se trataban de lugares acogedores y ornamentados como en los cuentos. De hecho, en aquella época era costumbre que el señor y su familia se movieran constantemente, de un castillo a otro, llevando consigo sus pertenencias, por lo que éstas tenían que ser ligeras y relativamente pocas. Así, los castillos tenían poquísimos muebles e incluso menos elementos decorativos en proporción a su gran tamaño. Debido a los muros de piedra, las corrientes de aire y el frío eran una constante, incluso en verano; y dado que los suelos y los muebles eran todos de madera, siempre había que estar al pendiente de que el recinto no se incendiara. Sin embargo y a pesar de lo incómodos que resultaban para la vida cotidiana, los castillos proliferaron durante siglos hasta que poco a poco perdieron su practicidad debido a la inclusión de la pólvora en el armamento. ¿Pero por qué fueron tan importantes los castillos? ¿Qué elementos los componían?

 

 

Un castillo se puede definir como un edificio o conjunto de edificios autosuficientes y fortificados (preparados para defenderse en caso de ataque), que protegían, dominaban y vigilaban la zona en la que estaban. La diferencia entre un castillo y otras construcciones fortificadas, como algunos conventos o ciudades, era que los castillos eran en sí mismos armas y tenían la capacidad para actuar a la ofensiva. Generalmente se construían en lugares altos, como la cima de un monte, desde donde se pudiera vigilar el territorio circundante. Otras ocasiones se construían en medio de una población con el objetivo de absorberla y establecer su dominio. Estaban habitados por un señor (usualmente vasallo de otro señor más poderoso o de un rey), que tenía la obligación de proteger las tierras y a la población en su territorio. Cuando el castillo se construía en un lugar relativamente aislado, gente de todos lados buscaba instalarse cerca de él buscando su cobijo, ya que su aspecto imponente estaba diseñado para disuadir a posibles atacantes. Estas migraciones pusieron la base de las primeras ciudades.

 

 

Los castillos proliferaron en las zonas fronterizas y costeras, pues éstas eran las más susceptibles a asaltos e invasiones. Por eso mismo es que su construcción tenía fines bélicos y no estéticos. De hecho, no fue sino hasta finales de la Baja Edad Media cuando nacieron los primeros castillos palaciegos, lejos de las fronteras. Estos son los que asociamos con los cuentos de hadas pues, al no tener como función principal la guerra y estar ubicados en terrenos más seguros, eran los hogares de los reyes y la alta nobleza, y por lo mismo estaban finamente ornamentados.

El castillo tradicional está compuesto de tres elementos principales: la muralla, el patio de armas y la torre del homenaje. Ésta última era el elemento más alto y más importante de todo el conjunto. Ahí  habitaban el señor y su familia, y se guardaban los granos que resultaban de los impuestos cobrados a los campesinos. En el salón principal se celebraban las fiestas y los banquetes, se recibía a los invitados, se juzgaba a los delincuentes y se recaudaban los tributos. La torre del homenaje solía ser el último bastión de defensa cuando el resto de la fortaleza había sido tomada.

 

 

 

El patio de armas era un espacio interior abierto, usualmente con forma rectangular o cuadrada. Allí entrenaban los soldados y, en caso de guerra, los campesinos acudían a resguardarse en él. Al cruzar la puerta principal, lo primero que aparecía era el patio de armas y éste conectaba con todas las dependencias internas del castillo, como los talleres de los artesanos, las viviendas de los sirvientes, la capilla, las mazmorras y también la torre del homenaje.

 

 

 

 

Delimitando al patio de armas y protegiendo todo el conjunto se encontraba la muralla principal. De menor altura que la torre del homenaje, esta muralla estaba construida con piedra de sillería en forma de dados, unidos entre sí con yeso o argamasa. En ella había tres accesos: la puerta principal, que era por donde entraban las gentes en épocas de paz y las tropas cuando regresaban al castillo; el portillo, más pequeño y de uso individual, situado junto a la puerta principal; y las poternas o “puertas de la traición”, que eran puertas ocultas diseñadas para entrar o salir del conjunto sin ser visto, pero que si eran descubiertas daban entrada fácil a los sitiadores. Muchas veces, antes de esta muralla se construía un antemuro o falsabraga de menor altura para reforzar el poder defensivo. Entre el antemuro y la muralla principal se podía hallar una de dos cosas: la liza, que era un espacio plano diseñado para que los asaltantes tuvieran que cruzar varios metros a merced de las descargas provenientes de la muralla principal; o el foso, que podía ser seco o húmedo. Por ejemplo, en los castillos ibéricos solían colocarse estacas dentro de los fosos secos para impedir que la maquinaria de guerra se acercara al complejo principal y para que a los atacantes no les resultara fácil llegar a su objetivo. Asimismo, la complejidad del cruce del foso aumentó cuando se crearon las escarpas, que eran taludes o zonas inclinadas de terreno en la base de la muralla principal, muy difíciles de escalar. Los fosos sólo podían ser salvados a través de un puente de piedra o, más comúnmente, de uno levadizo de madera que conectaba la puerta principal y la barbacana (pequeña fortificación exterior diseñada para para defender puntos débiles, como la puerta principal de un castillo o los puentes fortificados; cuando se trataba de la de un castillo, ésta estaba generalmente unida al antemuro).

 

http://jcdonceld.blogspot.mx/2012/09/el-castillo-medieval-y-sus-partes.html

 

Castillo con foso y escarpa.

 

Los castillos tenían diferentes tipos de torres: cuadrangulares, redondas, poligonales, triangulares o pentagonales en proa, y podían ser macizas o huecas. Según su disposición con relación a la muralla se clasificaban en tres: exenta (que sobresalía del muro, pero estaba conectada a éste), inserta (adosada o embutida en el muro) o aislada (separada totalmente del muro). En el caso de la Península Ibérica, los torreones (torres cuadrangulares) y, sobre todo y por no tener ángulos muertos de tiro, los cubos (torres circulares) fueron los tipos más populares. Adosadas a la muralla se hallaban las “torres flanqueantes” y las “torres esquineras”. A veces, encima de la Torre del Homenaje se construía una pequeña torre que servía de vivienda para los soldados que la protegían; ésta era la “torre caballera”. En España, a las torres exentas de los muros se les llamó “torres albarranas”. Éstas eran cuerpos defensivos conectados al muro principal a través de corachas (puentes o finas murallas perpendiculares a la principal, permanentes o retirables, que impedían la circunvalación del muro por parte de los enemigos, a la vez que proporcionaban múltiples lugares de tiro a los defensores del castillo). Por otro lado, se le llamaba con el nombre genérico de “torre de vigilancia” a cualquiera que tuviera como objetivo vigilar los accesos al castillo y en general todo el territorio que lo rodeaba. Dentro de éstas podemos contar a las “atalayas”, un tipo de torres aisladas, llamadas también “almenaras” cuando se encontraban cerca de la costa. Estas torres constaban de tres pisos y una azotea, y solían tener un único acceso en la primera planta a través de una escalera de cuerda o de madera, que rápidamente se retiraba en caso de peligro. A su alrededor había una cerca de madera y junto a su base un pequeño establo o huerto para la subsistencia de los centinelas que las habitan. Se comunicaban con el conjunto principal del castillo mediante señales acústicas o visuales (instrumentos musicales, mensajes de humo, reflejos de espejos).

 

 

Como remate de las torres y las murallas se encontraban las almenas o merlones. Su función era proteger a los defensores del castillo de ataques exteriores, al mismo tiempo que los dejaban disparar proyectiles a través de: a) los huecos que había entre ellas; b) por unos orificios estrechos y alargados llamados “saeteras” o “aspilleras”; o c) a partir del nacimiento de la artillería pirobalística, mediante agujeros en forma de cruces o de palos y orbes llamados “troneras”. Los soldados podían moverse de un lado a otro del muro gracias al adarve o “camino de ronda” que constaba de un estrecho pasillo, que bien podía estar techado o no y desde el cual se vigilaba y se combatía. Además, dentro de los múltiples elementos ofensivos del muro se encontraban los matacanes (llamados “cadalsos” cuando eran de madera y “ladroneras” cuando eran de piedra) y las buhoneras desde donde los defensores podían vigilar desde arriba a sus enemigos y lanzarles proyectiles o líquidos ardientes. En fin, el principal obstáculo a vencer si se quería invadir un castillo eran la muralla y sus diversos componentes de ataque/defensa.

 

http://jcdonceld.blogspot.mx/2012/09/el-castillo-medieval-y-sus-partes.html

 

 

En conclusión, el castillo tradicional está muy lejos de ser aquella construcción romántica, cursi y colorida que nos imaginamos. No sólo su aspecto, sino que toda su estructura tenía que resultar feroz e implacable. Ésta es sólo una de las tantas características olvidadas u omitidas de los castillos medievales.

 

 

Bibliografía y Mesografía:

VALDALISO GAGO, Jesús María. Vivir en un Castillo Medieval. Editorial La Esfera. Primera Edición: octubre 2009.

 

http://seordelbiombo.blogspot.mx/2013/01/partes-de-un-castillo-medieval.html

http://www.castillosdeespaña.es/es/diccionario

http://amodelcastillo.blogspot.mx/2011_05_20_archive.html

http://www.castillosdepalencia.es/diccio/dic_a.htm

http://www.jcdonceld.blogspot.com.es/2011/07/el-castillo-de-turegano-original.html

http://aulainfantil-susana.blogspot.mx/2013/02/recursos-tic-de-los-castillos.html

http://www.arteguias.com/castillos.htm

La Tregua de Navidad

-Rosana Díaz

 

En 1914 las primeras tropas británicas cruzaron el Canal de la Mancha para ayudar a defender Francia de los alemanes. Para entonces, aquellos ya habían conquistado la mayor parte de Bélgica y la zona fronteriza con Francia y parecían tener una fuerza invencible. Sin embargo, Francia e Inglaterra juntos lograron detener el avance alemán. En esa circunstancia fue que se crearon las primeras trincheras, grandes zanjas que originalmente se hicieron para permitirles a los soldados descansar luego de los primeros combates. Cubierto ese primer fin, a los altos mandos militares les pareció buena idea que la guerra se llevara a cabo a partir de las trincheras, en combate uno a uno y sin usar la artillería pesada. Así, éstas se extendieron casi 1000 km, desde el Mar del Norte hasta Suiza en todo tipo de terrenos. Por ejemplo, en algunos lugares las trincheras se llenaban de agua cuando apenas pasaban el metro de profundidad debido al nivel freático, y entonces los soldados combatían sumergidos hasta la cintura o más. El frío y la humedad se volvieron sus peores enemigos y durante los meses de invierno hubo más muertes por congelación, gangrena y el llamado “pie de trinchera” que por artillería enemiga (por cierto, el “pie de trinchera” es una gangrena ocasionada por el prolongado remojo de los pies sin intervalos para secarse).

Con el objetivo de levantar la moral de los cansadísimos soldados, tanto Inglaterra como Alemania decidieron llevarles el Espíritu Navideño a través de cartas, comida y regalos enviados por los ciudadanos de sus respectivos países. De pronto, las condiciones de vida en las trincheras mejoraron un poco con tanta abundacia de presentes. Los soldados cayeron entonces en un estado de letargo, de nostalgia por sus casas y familias. De pronto, en la Nochebuena de 1914, algo extraño se empezó a escuchar desde las trincheras alemanas. ¡Eran villancicos! Al darse cuenta de que no se trataba de una treta, los soldados británicos se contagiaron del espíritu y empezaron a cantar con ellos. De pronto, un hombre se animó a salir a la “Tierra de Nadie”, ese terreno entre las trincheras de los diferentes bandos y del que ninguno se había podido adueñar. Era un alemán desarmado, sosteniendo un arbolito. Para los británicos aquello les resultó muy extraño, pues en aquel entonces la tradición del Árbol de Navidad aún no se había extendido. Confundidos, le apuntaron con sus armas en espera de alguna señal de agresión, pero nada… Finalmente le hombre hizo entrega de ese arbolito y otros alemanes no tardaron en mandar saludos desde su trinchera. Los británicos les respondieron y entonces ocurrió un milagro.

Poco a poco, soldados de ambos bandos fueron saliendo a la Tierra de Nadie y empezaron a intercambiar saludos, comida, anécdotas y regalos. Con mucho respeto, unos a otros se ayudaron para cavar las tumbas de los cuerpos regados a su alrededor, sin importar la nacionalidad. Durante esa Navidad, todos se volvieron a sentir humanos y también percibieron al otro como su igual. Supieron que compartían los mismos anhelos y los mismos sufrimientos y, dentro de ese ambiente de camaradería, ¡hasta un partido de futbol jugaron!

Luego de la tregua y pasadas las navidades, muchos soldados ya se habían acostumbrado a la paz y se habían identificado tanto con sus adversarios que simplemente no tuvieron la voluntad para tomar de nuevo las armas. Al enterarse los altos mandos de esto, una lluvia de amenazas cayó sobre los oficiales a cargo de ambos bandos al punto en que tuvieron que forzar las cosas para romper el armisticio. ¿Cómo quebrantar ese espíritu de esperanza y compañerismo? De muchas maneras, pero lo más representativo fue que un oficial mandó a matar a uno de los alemanes desarmados que se encontraba conversando con británicos en la Tierra de Nadie. Eso acabó definitivamente con la tregua y la guerra se extendió muchos años más (hasta 1918).

¿Cómo habría cambiado el destino de tantos si la Primera Guerra Mundial hubiera terminado luego de la Navidad de 1914? La espontánea tregua pronto pasaría a la historia para hacernos reflexionar sobre nuestra capacidad de ver lo importante aun en momentos de crisis y aunque se nos hayan vendado los ojos. En mi opinión, es uno de los capítulos más bonitos e interesantes de la humanidad.

De América para el Mundo

– Rosana Díaz

¿Alguna vez se han preguntado cuál es el lugar de origen de los alimentos que comemos? ¿Cuáles ya formaban parte de la cultura de las civilizaciones originales o cuáles han venido de fuera para integrarse a un nuevo mundo? Yo soy americana puesto que nací en América, esa tierra que se extiende de polo a polo y que durante mucho tiempo existió aislada del resto de los continentes. Así como amo a mi país, también amo la belleza, la diversidad, la extensión y los relieves del segundo continente más grande, después de Asia. Para mí, América fue la tierra donde, por primera vez, se unieron absolutamente todas las culturas del mundo, venidas de los cuatro puntos cardinales. Rápidamente los indígenas se mezclaron con europeos y con negros, y luego llegaron los chinos, los japoneses, los gitanos, los hindúes, los árabes, los filipinos y más europeos. Así como las personas, los alimentos y los cultivos también se mezclaron entre sí, dando lugar a un mestizaje nunca antes visto. Esa historia tan fascinante, que bien no estuvo exenta de sangre y sudor, también levanta cierta curiosidad por los orígenes. ¿De dónde viene cada cosa? Por ejemplo, durante mucho tiempo pensé que la canela o el plátano eran americanos, ¡y cuál fue mi sorpresa al saber que eran asiáticos! Alimentos tan comunes, uno juraría que siempre estuvieron ahí donde uno vive y resulta desconcertante enterarse que no… Así es como nace este artículo, pues nunca es bueno quedarse con la duda.

Papa

Jitomate/Tomate

Maíz

Aguacate

Cacao

Tabaco

 

Algodón

Cacahuate

Caoba

Caucho

 

Coca

 

Chicle

 

Chile

Frijol

Girasol

Papaya

Pasiflora

pg

 

Piña

Vainilla

Con esto termino de enumeras las plantas americanas que más han influenciado al mundo. ¡Hasta pronto! ^^

La evolución de Pancho Pantera

¡Paaxsounderos preciosos! Llegó la hora retro y hoy hablaremos de un personaje que todos los mexicanos conocemos:

 

¡Francisco Pantera o bien… Pancho Pantera!

 

 

Tú, que estás fuerte y sano(a), seguramente es por ¡Choco Milk! Y es que desde 1959 ha nutrido a los infantes con sus vitaminas y minerales, sin mencionar su delicioso sabor a chocolate.

 

¡No hay nada como un buen licuado hecho por mamá!

 

 

Muchos de nosotros tenemos buenos recuerdos con Choco Milk, pues ya forma parte de la historia de nuestro país, al grado de ser una tradición de las familias mexicanas.

 

¡Y nuestro buen amigo Pancho Pantera creció y cambió como todos nosotros!

 

De ser un regordete charrito, pasó a ser un joven musculoso (lo mismo que nos pasó a algunos pero al revés).

 

Le cortan el pelo o lo modifican cada 10 años, pero esta evolución marca, al mismo tiempo, épocas importantes en la historia de la humanidad. Por ejemplo, antes la belleza era diferente a la de hoy en día. Hombres y mujeres regordetas eran la clara evidencia de personas con una economía estable. También muchas tendencias han pasado ya de moda.

 

 

Pero regresando a Pancho, veamos algunos comerciales de distintas épocas…

 

¡Manita arriba si se les está antojando!

 

 

Una vez me preguntaron…

¿Sabes cuántos coches chocó Pancho Pantera?

¡Hasta ahora sé que Choco Milk!

 

 

¡Llega a su fin la hora Retro, espero que hayan recordado algunos buenos tiempos!

 

Sigan nutriéndose sanamente, como lo hacían cuando eran niños. Recuerden que la salud es belleza y la debemos cuidar para nuestro bienestar.

 

 

¡Paax Sound!

 

Josh Aguilar

Instrumentos musicales tradicionales de Japón Segunda Parte.

¡Hola! ¿Cómo estamos? ¡Ya es sábado! ¡Bendito sea el fin de semana! Bueno, no tanto; yo tengo tarea. En fin, disfrútenlo, pásenlo bonito, si toman no manejen.

Hoy vengo con la segunda parte del artículo dedicado a los instrumentos tradicionales japoneses. Hoy traigo un par más: uno es un instrumento de aire; el otro, una percusión.

Shakuhachi 

El Shakuhachi es tal vez el instrumento más conocido de Japón. Es un aerófono muy al estilo de la flauta que a muchos nos enseñaron en la primaria, pero ésta consta de cuatro orificios adelante y uno atrás. El Shakuhachi pertenece a un grupo de flautas japonesas conocidas como Fue (笛).

El nombre del instrumento se debe a su longitud, ya que viene de la unión de dos palabras: Shaku, que era una medida de longitud usada antiguamente, que son más o menos 30 centímetros (más o menos un pie japonés) y hachi, que significa 8. De este modo, shakuhachi significa 1.8 pies. En nuestro idioma son un poco más de 50 centímetros.

Es uno de los más antiguos, ya que se cree que fue introducido en Japón, aproximadamente en el siglo VII, como un instrumento de música cortesana, pero fue hasta el siglo XVI que los monjes fuke lo adoptaron para practicar la meditación sonora, pues los ayudaba a alcanzar la iluminación. Fue hasta finales del siglo XIX, en 1871, que el shakuhachi fue transmitido como música. Entonces recibió el nombre de Honkyoku.

El material original era de bambú, pero ahora se pueden encontrar de otros materiales, como marfil, plástico y madera. Obviamente el color varía mucho, dependiendo del material. La longitud lo hace más grave o más agudo.

El shakuhachi estándar produce la nota D4 al tener todos sus orificios tapados, cada uno de éstos esta afinado pentatónicamente y se pueden llegar a producir hasta dos octavas.

Kokiriko 

Éste es un instrumento de percusión de la familia de los idiófonos, es decir que genera su sonido sin necesidad de cuerdas, aire, etc., sino que produce su propio sonido. Este instrumento consiste en una serie de placas que bien pueden ser de madera o de metal, conectados entre ellas por una cuerda Su sonido produce es como el de una cascada, algo así como una matraca. Lo interesante es que puede producir varios efectos y, sobre todo, también rítmicas.

Un dato interesante es que, a pesar de que es un tanto “rústico”, se pueden encontrar algunos hechos por prestigiadas marcas especializadas en la fabricación de percusiones, así como otros aditamentos para éstas. 

Con esto terminamos por hoy. Nos estamos leyendo después. La próxima semana hablaremos de más instrumentos, para que los vayamos conociendo y ubicando mejor. Te deseo un excelente fin de semana. Déjame tus comentarios aquí o si en mis páginas de redes sociales; twitter: @Alejandro_Najar y/o en facebook: /Alejandro.najar.3

Yo soy Najar, nos estamos leyendo el miércoles. Yo me despido de ustedes con un:

“Síganse divirtiendo”

Sanātana Dharma o el Más Antiguo Camino Hacia Dios

-Rosana Díaz

 

Querido lectores, el siguiente artículo trata de un tema súmamente difícil y complejo, que he tratado de simplificar con el objetivo de que tanto ustedes como yo lo entendamos mejor. Sin afán de trivializarlo, he hecho una pequeña introducción a uno de los temas que más me apasiona, tanto por su trascendencia como por su belleza. Así, intentaré  ser lo más coloquial posible y espero de todo corazón poder transmitirles el gustazo que me ha dado el escribir este texto. ^^ Bonne lecture!

 

Es la religión más antigua y la tercera más propagada. Se ha desarrollado por un espacio de 4000 años y actualmente cuenta con más de 90 millones de fieles. A diferencia de sus equivalentes, ésta no tiene un fundador ni un dogma único, como tampoco una organización jerárquica o centralizada. Me refiero al Hinduismo, religión originaria y mayoritaria de la India, y extendida por todo el sudeste asiático.

Se caracteriza por admitir que los diversos caminos para descubrir a Dios son igualmente valiosos y significativos, pues todos tienen la misma finalidad. Además, se cree que cada persona puede elegir la manera en que quiere ejercer esa espiritualidad, por lo que dentro del mismo Hinduísmo hay diversas corrientes. Sus 4 denominaciones principales o maneras de expresarse son:

  • Shivaísmo: adoración a Shiva como Ser supremo.
  • Shaktismo: adoración de Devi o Shakti, la expresión femenina de la Divinidad, y de sus múltiples formas (Durga, Kali, etc.).
  • Vaishnavismo: adoración a Vishnu como Ser supremo y a sus avatares o encarnaciones en la tierra (en especial, Krishna y Rama).
  • Smartismo: adoración a una deidad personal, entendiendo que todos los dioses son parte de un Ser Absoluto y por lo tanto éste puede ser adorado en la forma que uno elija.

A pesar de la aparente disparidad de estas corrientes, todas tienen en común la búsqueda de la unión con el Todo Absoluto, esa Energía  Única y Divina que se encuentra más allá de los sentidos. Denominada Brahman ella es la creadora del universo, es el vínculo entre todos los seres y las cosas. Ella es el origen de todo y, a su vez, Ella existe dentro de todo. El mundo entero emana de Ella y a Ella está destinado a volver. Entre tanto, maya, el mundo material, es el mundo de la ilusión y como tal nos hace creer que estamos separados del Todo Divino. Por ello, el propósito en el Hinduismo es que nuestra consciencia trascienda los engaños del maya y vuelva a entrar en comunión con el Todo, el Brahman. A esa reunión consciente se le conoce como moksha, que quiere decir “liberación”. ¿Liberación de qué? Del ciclo de reencarnaciones llamado samsara.

¿Alguna vez han oído hablar del karma? Supongo que sí. Comúnmente usamos ese término cuando presenciamos como alguien que había hecho algo malo o incorrecto es castigado como consecuencia directa o indirecta de dicha acción. Siendo más formales, el karma es la energía que se deriva de los actos de las personas, pero que permanece aún después de que un acto ha finalizado y hace que dicho acto nos sea retribuído. A las acciones buenas les siguen consecuencias buenas y, por lo tanto, existe un buen karma. Así, cada una de nuestras reencarnaciones está condicionada por nuestro comportamiento en vidas pasadas, y si nos portamos adecuadamente en esta vida, posiblemente reecarnaremos en una mejor posición en la siguiente. El punto es que, cuando nuestra alma haya adquirido los aprendizajes necesarios y haya llevado una vida ejemplar, seremos capaces de alcanzar el moksha (la unión).

 

A continuación les mostraré a los principales dioses hindús (aunque hay miles). No obstante, antes que nada quiero mencionar que, así como nuestra vida está sujeta al ciclo del samsara, el mundo material, maya, también pasa por ciclos sucesivos de creación-conservación-destrucción y cada etapa está representada por un dios diferente. De ahí se desprende la Trimurti (sánscrito: tres formas).

 

Brahma: dios creador del mundo (no confundir con el Brahman, el Todo).

 

Vishnu: dios conservador del mundo.

 

Shiva: dios destructor del mundo, el que posibilita su regeneración.

 

Devi, la expresión femenina de la divinidad, tiene varias formas.

Lakshmi: diosa de la belleza y la riqueza (es consorte de Vishnu).

 

Parvati: diosa del amor maternal (es consorte de Shiva y madre de Ganesha, el dios con cabeza de elefante).

 

Saraswati: diosa de la cultura y las artes (es consorte del dios Brahma).

 

Kali: es la otra apariencia de Parvati; representa la justicia violenta, siendo la destructora de la maldad y los demonios. Nota: La verdad no tengo idea de por qué en todas las imágenes sale pisando a su esposo.

 

Hasta aquí esta breve introducción. ¡Hasta la próxima!

 

Símbolos antiguos en la “actualidad”

Hola, queridos compañeros y seguidores de la Revista Paax Sound.  Como pueden darse cuenta, en este blog, hablamos de todo: Filosofía, audio, música, historia, deportes, arte, etc.

Tenía, en lo personal, mucho rato que no tocaba el tema de la historia y hoy pude observar un par de cosas que llamaron mi atención en la carretera, las cuales me llevaron a hacer este post.

Todos hemos visto o usado algún símbolo o insignia que tiene un significado para nosotros. Significados religiosos, políticos o culturales que, sin pensar en lo que han sido en otros tiempos, los reconocemos en la mayoría de las veces con una idea errónea. Esto es lo que ocurre con los símbolos antiguos como la esvástica, la cruz cristiana y la estrella de David.
La esvástica
Este es quizá el símbolo más satanizado de nuestros tiempos. Ha sido relacionado mundialmente con el movimiento político y nacionalista de los nazis. Desde la segunda guerra mundial, es símbolo de represión, racismo, antisemitismo y holocausto, pero, ¿qué simboliza realmente este icono?
El nombre “esvástica”, que proviene del sanscrito, significa “está bien”. Es un símbolo de buena fortuna y utilizado desde la antigüedad. Ha sido encontrado en objetos de arte o de culto en China, India, Egipto y América Precolombina, así como en objetos celtas y escandinavos, y en monedas en Grecia y Mesopotamia. También los primeros cristianos la utilizaron durante la persecución a la que fueron objeto por parte de los romanos y la llamaron “crux dissimulata”.
La cruz cristiana

La utilización de este símbolo, el crucifijo, de la fe cristiana comenzó durante el siglo IV, cuando se difundió en el mundo que la cruz verdadera estaba en poder de la Iglesia de Jerusalén y que algunas partes de ella se mostraban en diferentes lugares. Esto provocó gran interés y, en ese momento, el temor y la vergüenza de llevar un crucifijo se fueron disipando. El temor provenía por el miedo a la persecución por ser cristiano, y la vergüenza, de ver a un Cristo Salvador humillado y desnudo en la cruz.

Este símbolo, como ven, no es de origen cristiano, aunque sí tenía connotaciones místicas y religiosas para muchos pueblos paganos. En diversas culturas antigua,s como la persa, la china, la babilónica, la hindú y hasta en la inca y aztecas, en América, se ha encontrado la cruz de 4 brazos iguales. Los egipcios también utilizaban una cruz en forma de T (tau) a la que le sobreponían un círculo para formar el ankh.
La Estrella de David

El Sello de Salomón, como también se le conoce a la Estrella de David, se comenzó a utilizar durante el siglo XIX por los judíos europeos que, al igual que los cristianos, querían tener un símbolo que representara su fe judía. Aunque este símbolo es el emblema del Estado de Israel desde el 1931, miles de años antes se utilizaba como un objeto mágico o de decoración en lugares tan distantes como la India o la Península Ibérica o el Cercano Oriente.
Aunque los judíos le llaman el Escudo de David, atribuyéndole cualidades protectoras, se cree que fueron los árabes los que en primer lugar identificaron a David, en el Corán, como fuente de armas protectoras. Curiosamente, durante la Edad Media, los que utilizaban la Estrella de David como objeto mágico, fueron los príncipes cristianos y no los judíos.
El significado de la estrella para los cabalistas, es un símbolo del optimismo mesiánico; para los alquimistas representaba la armonía entre el agua y el fuego; para algunos es el equilibrio perfecto entre el hombre y la mujer; para otros es la comunicación entre el hombre y Dios.
Así bien, queridos lectores, les recomiendo que al ver un símbolo que usualmente tiene un significado inmediato, se pregunten realmente de dónde viene, así podrán tener un acercamiento un poco más fiel de lo que demuestra ahora.
Espero les haya funcionado y servido este compilado de datos curiosos.
Alekz, fuera.